Monday, January 20, 2020

MI MAYOR DERECHO ES SER DIFERENTE

MI MAYOR DERECHO ES SER DIFERENTE



Una nube oscura está cubriendo al mundo; viene escondida bajo la cortina de “Igualdad Social”. Se prolifera la idea de que es necesario esa tal de “igualdad” para ser una sociedad civilizada, más feliz ¡Qué mentira!

¿Qué es “igualdad”?

Una simple respuesta: que todo el mundo debe ser OBLIGADO a pensar igual a aquellos que tienen el poder, los gobernantes, los que manejan los medios de comunicación, las organizaciones poderosas que promueven sus ideologías.

Debes pensar como ellos o eres anticuado, antisocial, homofóbico…etc. ¿No es eso intolerancia de parte de ellos?

Como manejan la retórica, a través de los medios van proliferando la idea de que (1) ser diferente es la raíz del problema (del booling, etc); (2) hay que enseñar a ser “iguales”; (3) hay que anular la influencia dañina de la “desigualdad”…

Y ahí llegan al núcleo: la familia.

Su retórica va infiltrando la idea de que los padres son los culpables de la intolerancia de los hijos…“los padres son homofóbicos”, “los padres son radicales religiosos”, “los padres están violando los derechos de los niños”, “hay que aislar a los niños de los padres”, “los padres que enseñen a sus hijos a pensar diferente deben perder la potestad de sus hijos…”

Ya consiguieron ir más alla de los medios, ahora están penetrando el sistema educativo, las leyes. Ya han conseguido pasar leyes que prohíben a los padres a educar a sus hijos. Ya hay países que han pasado algunas donde los padres pueden perder a sus hijos por educarlos “diferentes”.

Dentro de muy poco llegarán al tope de la escalera: eliminar (decapitar) a los que piensen diferente. No lo dudes, ya aconteció en el pasado, volverá a acontecer.

¿No parece esta idea a la del comunismo, que los hijos son del gobierno? Y ahora viene la misma idea disfrazada de “ideología de género”.

¿Cuál es la meta? ¡Igualdad! Y para ello (dicen ellos) hay que quitarles a los padres el derecho de enseñar a sus hijos a pensar diferente a “la sociedad”. Ya vienen las leyes que prohíben a los padres a llevar a sus hijos a su iglesia, “porque están violando el derecho de los niños”. Que el padre que le enseñe a un niño varón que él es varón, “está violando su derecho a escoger lo que él quiere ser…”

Un momento. Vamos a pensar un poco, usando un análisis un tanto infantil.

Imagínate que a partir de ahora a todos los niños de España se les enseñe en clases que no pueden ser hinchas del Real Madrid, sino que para vivir en harmonía y en pro de la defensa de igualdad social todos los niños españoles deben ser del Atlético de Madrid. Suena ridículo ¿verdad? No habrían juegos, torneos… pero claro, “estaríamos alcanzando la noble meta de que no habrían niños tristes cuando su equipo perdiera…” ¡Qué ridículo!

Imagínate entonces que se levante un gobierno, al cual le guste el color rojo, y que ponga una ley que todo el mundo debe vestir rojo. O, para acercarnos más a la raíz de la idea, que comience la manipulación genética para que todo el mundo sea igual, mismo color de los ojos, misma altura, mismo color de la piel, o mismo sexo… ¿Qué te recuerda? ¡Hitler!
¡Claro, es eso mismo!

MI MAYOR DERECHO ES SER DIFERENTE, pensar diferente, vestir diferente. Es derecho fundamental; derecho que el mismo creador nos dio, se llama libre albedrío, que ni él mismo lo viola. Pero ahora los poderosos del mundo quieren quitarnos ese derecho diciéndonos que derecho fundamental de nuestros hijos es que piensen como ellos; quieren obligarnos a ser como ellos, pensar como ellos, actuar como ellos. Y buscan a los más vulnerables: los niños.

“Igualdad” no es derecho fundamental, desigualdad es. Tengo derecho a ser diferente, y mis hijos también lo tienen.

NO VIOLEN MIS DERECHOS.

No comments:

Post a Comment

Gracias por visitar e interactuar en nuestro Blog. Te pedimos que lo compartas con tus amigos.