Monday, April 8, 2019

UN MAL COMUN EN LA RADIO



"Hay un mal que he visto debajo del cielo, y muy común entre los hombres"  Eclesiastes 6:1

Quiero hacer uso de esta introducción que hace el sabio Salomón a su listado de una serie de males de la sociedad, para abordar un mal que he visto en la radio. Muchos programadores, locutores, animadores de cabina se olvidan por completo que todas o casi todas las cabinas de radio A.M. o F.M. tienen cámaras de video que recogen todos los movimientos, las expresiones faciales, los ademanes, las muecas, las musarañas que se hacen y las proyectan através de los famosos foros sociales.

Ya aquella radio en a que el oyente le ponía rostro en su imaginación a aquella voz de trueno que retumbaba los parlantes o la dulce y melodiosa voz femenina. La radio moderna no deja espacio a la imaginación.

O sea que ya no sólo nos están escuchando sinó que nos están mirando y si queremos hacer un programa con altura, necesitamos tener esto pendiente.

Con un gesto facial, una señal de los dedos, se puede fácilmente estar enviando un mensaje equivocado o totalmente opuesto al que se transmite con la boca através de las hondas hertzianas.

He visto programadores sacar una llamada al aire y cuando el interlocutor se extiende se hacen señales con las manos para que le corten la llamada (la señal de la tijera).

Hoy en día, los que hacen programa de radio análoga se les hace imprescindible guardar los mismos códigos que guardan los que hacen televisión, necesitan tener buena presentación o solicitar a la emisora que no proyecte la imagen, sólo el audio lo cual es una opción que les pertenece.

Antes de aparecer frente a la pantalla de su audiencia, asegúrese que su pose es correcta, su pelo está alisado, los dientes limpios, la corbata derecha para que no haga ninguna de estas cosas una vez está en el aire.

La mujer, si su interés es trasmitir un mensaje de fe, de esperanza, de amor agape, de salvación, debe ser cuidadosa con los movimientos de los labios, de los ojos. Debe evitar acercarse tanto a la cámara que al televidente le provoque más gustar sus labios que prestar atención al mensaje.

1 comment:

Gracias por visitar e interactuar en nuestro Blog. Te pedimos que lo compartas con tus amigos.